Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sentir dolor

El dolor es un buena señal. Aunque yo solía huir de él.

Sentir dolor emocional es lo más natural del mundo. Existe para protegernos. Nos mueve a cambiar. Si no fuera por él muchas veces no nos moveríamos en la vida. Nos quedaríamos abrazados a situaciones o personas que no nos aportan nada sintiendo cada vez más dolor.

Apegarse a ideas es la causa de nuestro dolor emocional

Como Don Quijote, nosotros/as también creamos nuestras propias historias. Creamos un personaje para ser “alguien”. Nos apegamos a ideales que quizá no son del todo reales. 

Las imperfecciones y los defectos  que vemos en nosotros mismos o en los demás vienen de nuestras propias ideas o creenciasEsos esquemas que pueblan nuestras cabezas.

Resistamos el impulso de ignorar nuestras emociones o de juzgarlas como malas. De alejarnos de lo que amamos por miedo a sentir dolor. Él nos encontrará igualmente por mucho que le demos la espalda. 

Ser amigos/as de nuestras emociones es una muestra de inteligencia. Todas ellas, incluso la más dolorosa está ahí por una razón: para ayudarnos. 

Y esto, como todo en la vida, también se aprende.

 


hojas

¿Quieres profundizar más? Únete a mi newsletter

 

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest