Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

blogme1

Es curioso como la vida cambia y te hace cambiar.

A veces lo hace de repente. A veces  lo hace de poquito a poquito. De manera sutil y delicada. Pero el cambio sucede.

Hace casi cinco años, después de acabar “mi proceso” con mi “pequeño tumor” empecé  +perspectiva. Me senté delante del ordenador e hice un pequeño gesto que me ha llevado al lugar desde el que te escribo hoy.  A veces, sorprendida por el camino recorrido me pregunto:  ¿de dónde he sacado toda esta paciencia para ir publicando tanto?  ¿cómo algo tan “abstracto” se ha convertido en mi forma de vida? Es entonces cuando me sonrío. Me doy unas palmaditas  imaginarias a la espalda y me digo: ¿y qué más da?. Lo importante es estar aquí. Lo importante es vivirlo.

Crear +perspectiva ha cambiado mi vida. Incluso si quisiera hacerlo con un tono más sensacionalista podría decir que mi blog me salvó la vida. Yo se la dí a él y él me la devuelve cada día.

blogme4

Maneras en las que este blog cambió mi vida

La verdad es que nunca hubiera pensado que un gesto tan inocente y fácil como el de abrir una cuenta en blogger, buscar un nombre. Publicar lo primero que pensé que tenía que publicar y seguir con ello hasta hoy tendría consecuencias tan bonitas.

¿En qué ha cambiado todo? Pues si me das un minuto te lo cuento ya mismo.

En hacer lo que amo

Crear mi blog me ha permitido llevar el tipo de vida que quiero llevar. Me ha permitido tener una libertad absoluta. Libertad para vivir a mi manera. Para crear. Para dedicarme a lo que de verdad me importa: expresarme.

+perspectiva me permite levantarme cada día y tener respuesta a mi pregunta favorita: ¿cómo puedo ayudar hoy?

En explorarme y conocerme más

Cuando escribes sobre lo que sientes y lo que piensas, todo parece entrar en un orden diferente. Te abre a nuevas perspectivas. Te permite pasar por caminos que no habías contemplado antes. Escribir un blog hace que tengas que exponerte y esa es la mejor escuela de crecimiento personal. Aprendes y desaprendes de ti. De lo que te rodea. Te enfocas y entonces… entonces te llenas de amor. Porque el amor es eso, pura atención.

En paz mental

El poder expresarme a través de mis palabras. De mis fotos. El decidir si escribo o no. El decidir si publico una cosa u otra, al principio puede ser fuente de conflicto, pero una vez encuentras tu mensaje, tu voz, tu manera y la aceptas  te invade una sensación de paz que no sé si la tendría si no escribiera este blog.

El significado de la palabra”dedicación” ha cambiado para mi. He perdido muchos miedos y eso me encanta. 

blogme3

En mi creatividad

En no querer ni pretender quedarme en una zona cómoda. Cada día es un reto para mí. Me hago preguntas  que intento resolver para luego poder contarlas a mi manera. Porque yo soy dueña absoluta de lo que quiero contar. Sea de la manera que sea. Mi libertad creativa cada día es más libre. Me atrevo y además +perspectiva me permite algo que adoro: jugar.

En mis relaciones personales

Gracias a +perspectiva y de forma paralela nació El Bar de los Sueños y mis cursos online (además de otras cosas) y todas ellas me han dado muchísimas satisfacciones. La gente de mis cursos es increíble. He conocido y sigo conociendo gente de todas partes del mundo. Gente fascinante. Con historias increíbles. Gente que hace cosas. Que las muestra. Hay personas que no conozco que me escriben para invitarme a participar en sus proyectos. Otras,  que hay días que me escriben porque se han acordado de mí y  sólo quieren desearme un feliz día. ¡Es precioso!

Además de eso, mi blog me permite pasar mucho tiempo con David. Mi pareja. Él trabaja media jornada así que hacemos muchas cosas juntos. Tenemos mucho tiempo para nuestra relación. Y debo decir que es una de mis partes favoritas.

Sé que mucha gente no me entiende. Ni siquiera entiende de qué va mi blog o mis cursos. Ya lo harán. Estoy segura. Porque estoy convencida de que crear y mantener un blog puede cambiar vidas. No sólo la tuya. También la de las personas que te rodean y la de aquellas que te quieran leer.

Al final todo se reduce a eso: pequeños gestos que son bien grandes.

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest