Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La vida tiene un sabor completamente diferente cuando la vives sin miedo. 

Asumir riesgos es necesario si queremos crecer y sacar el mayor partido de cada momento.

Si nos quedamos en una situación conocida y previsible, no nos estaremos exponiendo a la posibilidad de un fracaso, pero tampoco nos expondremos a una posibilidad de ganar “algo”. 

Adiós Hard Rock International

Aquella mañana cuando me levanté supe que era el día. Había estado trabajando durante más de un año en la posibilidad de abandonar la empresa. Lo tenía todo listo, no era feliz y había tomado todos los pasos para dejarlo. Los  días pasaban y pasaban pero no me animaba a hacerlo realidad. Sólo pensarlo me horrorizaba. De hecho, que fuera tan fácil me parecía “sospechoso” y todo. 

Hasta que llegó aquel día. Al despertarme sentí que era el momento. 


Nada más llegar a la oficina me dirigí a la mesa de una compañera con la que solía compartir confidencias y que tomaba tranquilamente su café sentada frente al ordenador. “¿Podríamos hablar?-le dije. Me gustaría comentar algo contigo”. Ella con cara divertida me siguió hasta mi oficina.

Una vez allí cerré la puerta y le dije: “Voy a comentarte algo, si después de decir lo que voy a decir en voz alta no me asusto, pasaré a la acción”

La cara divertida de Elena se transformó en un interrogante y con los ojos bien abiertos me dijo: “Pero Vero, ¿de qué me estás hablando?” y yo enseguida le contesté “Me marcho de la empresa. Voy a pedir una excedencia”. 

Una vez esas palabras salieron de mí sentí tal alivio que le pedí que me dejara sola. De repente me había entrado una prisa enorme. Necesitaba llamar a mi jefe que se encontraba en Londres para darle la “buena noticia”. Ella intentó rebatirme. Preguntarme. No le dí ninguna respuesta. Quería disfrutar de esa sensación de felicidad y libertad. Era el momento, me lo decía todo mi cuerpo. Le pedí con una gran sonrisa que se marchara. Le prometí que en cuanto estuviera todo listo le contaría. No tardaría nada en ir a su mesa. 


Salió cerrando la puerta sin hacer apenas ruido. Fue entonces cuando sin ninguna duda y de manera decidida levanté el teléfono, marqué su numero y le informé de mi nueva vida. Iba a hacer lo que amaba.

De eso hace cuatro años. Todavía hoy me pregunto cómo pude esperar tanto.

 

Cómo asumir riesgos

Asumir riesgos se puede hacer de muchas maneras. Te dejo algunas aquí.

Cuál es la meta que quieres alcanzar

Conoce y siente el por qué quieres asumir ese riesgo. Cuál es el propósito. La misión. La verdadera razón. Es crucial.

Pregúntate aquello de ¿cómo me encontraré dentro de dos años si me quedo como estoy ahora?


Evalúa los recursos que posees

Piensa en qué personas pueden ayudarte. Que cosas materiales y no materiales posees. Que necesitarías y que todavía no tienes contigo.

Analiza las oportunidades y los obstáculos

¿Qué se interpone entre tú y tu meta? Pueden ser obstáculos materiales pero también psicológicos, emocionales. Generalmente el principal obstáculo somos nosotr@s mism@s por eso es importante saberlo y actuar.

Igual de importante es saber todas las cualidades que poseemos y que nos pueden ayudar.

Pregunta, infórmate, investiga

Acércate a personas que hayan hecho algo parecido a lo que tú quieras hacer y pregúntales. Si no las conoces da igual, envíales un mail. Observa a las personas que admiras. Aprende.

Empieza

Llega un momento que hay que dejar de pensar y actuar. Trata de dar un paso hacia tu meta cada día aunque sea muy pequeño. 

Recuerda que para asumir riesgos hay que ser una persona muy flexible  y sobre todo es importante saber que hay que “aceptar” todo lo que venga. Incluso los pequeños tropiezos. 

Que haya pequeños fracasos resultados no esperados no significa que no vayas a conseguirlo. Haz lo que ames ya.


Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest