Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tengo una vida sencilla. Sí, sencilla de verdad. Tranquila.


Vivir de forma sencilla tiene un significado diferente según cada persona. Para mí, significa eliminar todo menos lo esencial. Hacer cada día sólo lo que es importante para mí. 


Significa saber decir que no a la multitud de estímulos y proyectos que me pasan por delante y dedicarme exclusivamente a lo que necesito. Crear y estar con la gente que quiero. 


Vivir una vida sencilla en estos tiempos es bastante complicado porque todo el mundo te mira como si fueras un bicho raro cuando no has visto el último programa de televisión, no sabes todas las noticias que ocurren o vas despacito por la vida…


Si estás interesad@ en empezar a vivir una vida tranquila aquí te dejo algunas pistas. 


Decide qué es importante para tí 
Si no conoces tus prioridades difícilmente podrás estar tranquil@. Querrás acudir a todo y eso hará que tu vida sea de todo menos sencilla.


Haz menos cada día
Si te falta tiempo, no es que haya poco, sino que haces más cosas de las que puedes y deberías. Cada vez que tengas que hacer algo hazte la siguiente pregunta: ¿Esto simplificará mi vida?


Deja espacio entre tareas y citas
Me sorprende esas personas que entre tarea y tarea sólo tienen una hora y en lugar de aprovecharla para llegar a otro sitio tranquilamente la rellenan con algo más que hacer. Respeta tus espacios. 


Dedica tiempo a estar en silencio
Es fundamental. Sólo 15 minutos al día es suficiente. Aprovéchalo para limpiar tu mente.


Despacio, ve despacio
Con tanto correr es difícil llegar a donde quieres ir y si lo haces estarás cansad@ y no podrás saber que has llegado. Como decía un amigo mío: “Las prisas son para los ladrones y los malos toreros”. 


Complicarse la vida es cosa del “ego”. A mayor “ego” más tenderás a hacer las cosas difíciles porque eso es lo que le gusta, el reto y demostrar que es capaz.


A veces complicarte la vida es sólo una excusa para no hacer lo que de verdad quieres hacer. Una forma más de posponer el hacer lo que amas.


¿Tú también tienes una vida sencilla? 

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest