Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!



“Anuncio, luego existo”


Y no me refiero a los anuncios de las grandes empresas. Sino al deseo de expresión.
 De la necesidad de dejar una marca en el mundo. De enviar un mensaje. Algo nada novedoso en su esencia, pero sí en en el cómo. En el “medio”. 



 Cada día hay más personas que se las ingenian para que su presencia sea reconocida en el mundo mediante los nuevos canales digitales.



Una de las cosas que me hizo plantearme este post fue el descubrir la página Hotornot.com que permite a quien desee “anunciarse” (foto y breve descripción)  ser calificados en una escala del 1 al 10 por cualquiera que entre en la página.  


Sin embargo este afán por expresarse no se limita sólo a las tecnologías.
También el fenómeno de portar mensajes en la piel revela hasta qué punto deseamos expresarnos usando nuestro cuerpo como cartel.


El grafismo corporal va mucho más allá de los tatuajes.
Lo podemos observar por ejemplo en eventos deportivos como el fútbol cuando los aficionados se pintan las caras con los colores de sus equipos favoritos.
En conciertos donde los fans piden a sus “ídolos” que les  firmen autógrafos en partes de su cuerpo.





El deseo de notoriedad nos invade. El deseo de enviar un mensaje también. Tanto que hasta nuestro cuerpo se ha convertido en el “último cuadro”. 


Expresarnos es una necesidad del ser humano desde los tiempos de los tiempos.
No dejes de hacerlo nunca. Usa tu creatividad.









Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest