Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Hace unas semanas cuando vi la película  escribí en mi twitter algo así como: “Increíble película e increíble la relación entre Bernie (Colin Firth)  y Lionel (Geoffrey Rush)”.

Es cierto. 

Es una gran película y no sólo por su lenguaje de cámara y su serio montaje, sino por su historia. La historia de la maduración de una relación personal. 
Una historia sobre la pasión.
La pasión de Bernie por superarse y la pasión que siente Lionel de hacer lo que hace. 

Con tu permiso, me gustaría centrarme en el papel de Lionel (Geoffrey Rush) porque creo que representa el “haz lo que ames y  ama lo que hagas” del que tanto hablo en este blog.

¿Qué podría enseñarnos Lionel  sobre el “haz lo que ames”?



Humildad

Cuando la reina acude a la consulta de Lionel, es él quién le atiende personalmente. No tiene secretaria que le ayude con sus clientes porque prefiere hacerlo él.

Lionel quiere tratar directamente con las personas. Es un profesional cercano. Con gran corazón. Le gusta establecer vínculos. 
No importa si eres el rey o la reina. Para él todo el mundo está al mismo nivel.

Cuando “haces lo que amas” estás tranquil@. Estás en calma. No te maneja el ego. No tienes nada que demostrarte ni demostrar a los demás. 


Valentía y confianza

Lionel realiza unas prácticas poco ortodoxas para ayudar al rey. 
Lo que hace es realmente novedoso. Incluso Bernie, no entiende el por qué tiene que hacer las cosas que le sugire durante las sesiones.

Sin embargo, Lionel no decae y sigue comprometido con su forma de ver el mundo y su trabajo. Sigue fiel a si mismo y a sus convicciones a pesar del rechazo del rey.

Cree tanto en si mismo, que cree con la misma intensidad en las capacidades del rey. 
Cree de verdad en Bernie y en que dejará de tartamudear. 

Puede que aquello que ames hacer sea algo novedoso. Ortodoxo. Que no existe todavía. No importa, es lo que amas y crees en ello. No necesitas ponerle etiquetas. No te hace falta.


Amor

El rey llega a su máximo de tolerancia con los métodos de Lionel y decide no volver más a la consulta. Bernie se queda preocupado, pero nunca piensa que el rey se marcha  por su “culpa”, porque no hizo algo bien.  
Permite que Lionel siga su camino sin interceder para nada.
No justifica su trabajo ni juzga al rey. Le deja ir. Algo propio de una persona amorosa que ni se culpa ni pretende controlar las decisiones de los demás. Sino que acepta lo que está ocurriendo. 

Escuchar a su esposa le ayuda enormemente a entender que “no puede ayudar a quien no quiere ser ayudado”. 

Cuando “hacemos lo que amamos” automáticamente nos llenamos de amor. Rebosamos cariño. Atención al detalle. Cuidado. Sensibilidad. Te permites y permites a los demás.


Ayudar a los demás

Lionel se desvive por el rey. Por su familia. Por su hijo, en particular.
Hacer lo que ames incluye ayudar a los demás. Generar valor. 

Cuando haces lo que amas, tu satisfacción personal se expande a los demás. 



Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest