Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

A finales de junio estuvimos visitando a mi gran amigo y fotógrafo Dani Miquel  en Pozo Izquierdo (uno de los spots más importantes dentro del mundo del windsurf). Trabajando en un reportaje fotográfico sobre el cómo se vive en un lugar donde sopla el viento de forma constante, donde la naturaleza marca sus propias leyes y donde todo el mundo comparte la misma pasión, el windsurf me di cuenta de que mucha gente de la que por allí se dejaba ver vivía de la forma que quería vivir. El mar, el viento, navegar y su trabajo formaban un todo. La oficina, cualquier lugar donde no diera el viento y poder contactar con los clientes y consultar mails. Eso sí, bien cerca del agua, para asegurarse que en cuanto las condiciones mejoraran no perderse nada.
Ésta es una de los fotos que a mi parecer representa lo que acabo de explicar. La tomé mientras se esperaba a que subiera el viento de nuevo para poder navegar. La conclusión sería aquello de: conectados. No sólo a través de la red, sino con ellos mismos, sus pasiones y sobre todo con la naturaleza. Se puede.

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest