Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!


Si leemos la teoría de la evolución de Darwin hay algo que parece quedar claro: sobreviven aquellas especies que mejor pueden adaptarse a los cambios. Estemos de acuerdo con la teoría o no, adaptarse a las nuevas circunstancias o cambios parece importante para seguir desarrollándonos. Sin embargo hay quienes identifican el adaptarse con el conformarse. Identificación con la que yo no estoy de acuerdo. La adaptabilidad tiene un gran valor. En 1957 Flanders Dunbar, profesora de medicina de la Universidad de Columbia informó sobre un estudio que había realizado a personas “centenarias” cuya característica común era la adaptabilidad psicológica ante el stress.
Adaptarse se puede definir, sencillamente como estar libre de respuestas condicionadas. Permanecer abierto al cambio, aceptar lo nuevo y dar la bienvenida a lo que se desconoce. Se trata de tener una mente flexible, no abandonada a la inercia de antiguos hábitos.
Así pues sigo enfatizando  el “be water my friend”,  el adaptarse y el encarar con elasticidad el viaje de la vida, en vez de hacerlo de forma rígida y quebradiza.  

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest