Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Te has preguntado alguna vez porqué no logras lo que te propones? 


Después de mucho tiempo dándole vueltas a este tema  he decidido escribir un post sobre ello. Parece ilógico hablar del miedo al éxito. Supuestamente todas las personas desean triunfar en lo que se propongan. Sin embargo, también se puede temer conseguir lo que tanto se ansía


Pero el éxito en sí no causa temor, sino la percepción o el significado que tiene sus consecuencias para nosotr@s.  ¿Cuáles podrían ser las razones? Más que razones yo prefiero hablar de  “creencias” que están muy arraigadas en nosotr@s y que se refieren al éxito. Algunas de ellas podrían ser:


1. El éxito demuestra nuestro valor como personas, si fallamos, perderemos el valor que tenemos.


2. A mayor éxito, mayores responsabilidades, mayor esfuerzo. Circustancias nuevas que no sabremos manejar seguramente. Es ahí cuando pensamos que el coste va a ser muy elevado y bajamos los brazos.


3. No nos merecemos triunfar y si no lo merecemos, si lo conseguimos lo perderemos y si perdemos sufrimos también.


4. Nuestro éxito provocará malestar en nuestro entorno y no seremos aceptados. Se alterarán nuestras relaciones.


5. Pensamos que si logramos nuestra meta nos desmotivaremos, ya no tendremos nada más por lo que vivir. No habrá más metas. Todo perderá su sentido.


Este tipo de creencias generalizadas están con frecuencia tan instauradas en nosotr@s que no nos damos cuenta de que son “limitaciones”. Como no queremos sufrimientos futuros, renunciamos al éxito. Sin más.


¿Quieres lograr más? Date el permiso. 
Sé consciente de tus “limitaciones” autoimpuestas, porque son sólo percepciones. No te des más excusas. 
Vive sin miedo, disfruta de la abundancia que nos regala la vida. Tu valor no depende de los éxitos o los fracasos, sino de sentir, pensar y hacer. 


Desde hace tiempo, una de mis máximas ha sido: si algo me da miedo, entonces,  es que tengo que hacerlo sin dudarlo. Es mi brújula.  Así que…”no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.


Si quieres contacta conmigo por mail. 


Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest