Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Soy de las personas que cree que las coincidencias en la vida no existen como tales, que no son hechos que acontecen por que sí, sino que son mensajes llenos de sentido. El significado se lo damos nosotros, no la coincidencia en sí misma. ¿Y cómo se lo damos? Teniendo una intención.
Una coincidencia es una oportunidad. Cada coincidencia se convierte en una oportunidad para la creatividad. Una oportunidad para convertirte en la persona que quieres ser.
Con frecuencia caemos en comportamientos rutinarios, seguimos los mismos patrones y actuamos de manera predecible, día tras día. Programamos nuestra mente y sólo continuamos poniendo un pie delante del otro. Cuando una coincidencia aparece podemos ignorarla y seguir adelante o prestarle atención.
¿Has notado que cuando empiezas a prestar atención a una palabra, un color o un objeto en particular, suelen aparecer con más frecuencia en tu entorno? En el momento en que eres capaz de percibir e interpretar las coincidencias, tu camino hacia lo que deseas empieza a realizarse.
Las personas sensibles a los acontecimientos y estímulos de su entorno son sensibles a las coincidencias. Cada día, suelo hacer un ejercicio antes de ir a dormir. Tengo un Diario de Coincidencias, en el que voy apuntando tan solo las coincidencias del día. Es una forma de tomar la posición de observador de mi vida y de sus conexiones. Me ayuda a que todo parezca de forma más clara sobre todo cuando empiezo a recapitular.
La revisión diaria de nuestro día no es algo en absoluto necesario, pero nos ayuda a comprender y a atraer las coincidencias a la superficie. Mantente sensible y capta todas las señales. Abre las antenas.

Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest