MG_00862
«La seriedad, joven, es cosa del tiempo; se produce por una hiperestimación del tiempo.


También yo estimé demasiado en mis días el valor del tiempo, por eso quería llegar a los 100 años. 
En la eternidad, sin embargo, no hay tiempo, como ves: la eternidad es sólo un instante, lo suficientemente largo para una broma«-«El lobo estepario» Herman Hesse.

El momento presente ni cambia ni acaba. Son las circustancias que nos rodean las que lo hacen.

¿Podrías estar hoy sin mirar el reloj? ¿Qué ocurre si no lo haces? ¿Y mañana?

¡Obsérvate en el tiempo!

Pin It on Pinterest