Seleccionar página


 FIONA MCLAUGLIN. AUTORRETRATO CON DISPARADOR RETARDADO via Paco Elvira

    
Hoy me he levantado y el día no era como había soñado. 


No era verano, no había luz, no sentí el fresquito de la mañana. 
Sentada delante del ordenador, mis lágrimas brotaban de mis ojos y no podía pararlas.
Tenía malas noticias.


Esta semana he visto un par de películas cuyo tema central era la muerte
“Lo importante es estar vivo antes de morir”– decia un espléndido John Malkovich en Afterwards (2008)


Fiona lo estuvo y mucho. 
Catalana de 24 años, de padre escocés y madre francesa. Le detectaron un tumor cerebral a los 18 años. Desde entonces la operaron cinco veces. En la penúltima y como la heroína escocesa que “era” contó su “aventura-historia” a través de fotos.  

Fue ahí cuando la Fiona de pelo rojo y cara bonita con pecas se cruzó en mi vida o quizá yo en la de ella. Nunca se sabe cómo ocurren éstas cosas y mucho menos en el orden en el que lo hacen. 

Mi querido amigo Paco Elvira publicó su historia en su blog. Me impactó muchísimo lo que vi ahí. Un relato visual y vital que me llegó muy hondo. No sé por qué. Había visto otros, pero por alguna razón Fiona y su historia llegaron a mi como un rayo. 





A través de Paco me puse en contacto con ella. Le gustó recibir mi mail. Le envié algunas “gestiones” que yo hice a nivel emociones cuando pasé por mi “pequeño accidente”. 


Y le dije aquello de…“Fiona, esto es sólo un accidente, no ha venido para quedarse”.
Ella me contestó enseguida y entre otras muchas cosas me dijo: “Si, Vero, yo también creo que es un accidente, aunque mi padre no lo cree así. Incluso la gente lo ve raro cuando se lo digo. Lo que ocurre es que a veces es difícil de creer después de un año y que la enfermedad siga ahí”.


Intercambiamos teléfonos. Nos escribimos varias veces. Conversamos por skype y quedamos en vernos pronto. 
La última vez que hablé con Paco me dijo que había perdido facultades para hablar y añadió eso de… “No pinta bien, Vero”. Le dije que la llamaría. Paco me contestó: “Le gustará mucho recibir tu llamada”. Nunca más logré conectar con ella.


Hoy al abrir mi correo y leer “Adiós querida Fiona” el mundo se paró para mi. 
Fiona se marchó. El lunes asistió a un concierto de Manel e incluso hizo fotos. El martes se sintió mal. La llevaron al hospital donde falleció sedada de una hemorragia cerebral.
“No sufrió nada”, asegura Paco. 


“Encarar la muerte es lo que necesita el ser humano para aprender a vivir”. “Para evolucionar”-decía un Denis Hooper caracterizado e interpretando a la muerte en “Palermo Shooting”


Fiona era muy valiente. Positiva y hermosa. Y ¿sabes qué? Creo que aunque la gente muera, no significa que deje de existir. 


Te dejo con palabras que ella escribió en su Diario Fotográfico en el Hospital. 


¡Os quiero!
La vida es una lucha continua. 
No te has de parar por muy cansada que estés. 
No has de perder la esperanza por muy harta que estés. 
El mundo está lleno de problemas y es que la vida es dura. 
No pierdas la esperanza, tú eres fuerte, lo sabes. 
Sería una pena detenerse a medio camino. 
Continúa luchando. 
Algún día sé que llegaremos, lo conseguiremos. 
La vida es bella.



Como ella dijo “Por desgracia, todo el mundo va con tanta prisa por la calle y por la vida que ni tan sólo se plantean dedicarse un rato para ellos mismos”. 



¡Haz lo que ames! 


¡Feliz verano Fiona!








Uso de cookies

+perspectiva utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Política de cookies ACEPTAR

Pin It on Pinterest